Seleccionar página

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_single_image image=»4330″ style=»vc_box_rounded» border_color=»grey» img_link_target=»_self» img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text] Otros nombres: [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_separator color=»grey»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Grupo FCI Grupo 1 – Sección Número 2 Perros Boyeros (excepto boyeros suizos) País de Origen El país de origen del Boyero Australiano es Australia Tamaño de la raza Tamaño de Raza Grande Otros nombres del Boyero Australiano Australian Cattle Dog, Australian Queensland Heeler. Pastor Ganadero Australiano. Peso del Boyero Australiano Macho: Entre 20 Kg y 26 Kg Hembra: Entre 18 y 23 Kg Sobre el Boyero Australiano Historia: Cuando los ganaderos australianos se fueron a las vastas extensiones de tierra del continente y colonizaron sus llanuras, los acompañaron sus perros, los Smithfields. Corrían los primeros años del siglo XIX. Con el tiempo y debido a la climatología propia del terreno estos perros empezaron a perder el control sobre el ganado del que eran responsables, tenían tendencia a morder a las reses y se volvieron muy ruidosos, pues no paraban de ladrar. Intentaron entonces crear una nueva raza cruzándolos con los dingos, el perro habitaba el territorio, pensando que así la raza resultante estaría más aclimatada a las extremas temperaturas del lugar y obtuvieron perros silenciosos pero tan o más mordedores como los primeros. Un segundo enfoque, hizo que acto seguido se intentara un nuevo cruce con los Highland Collies de Escocia pero tampoco dio buenos resultados. Se probaron entonces otros cruces, con dálmatas, los Kelpies… Al final y después de tanto experimento, salió por fin el perro que hoy en día conocemos como Pastor Ganadero Australiano, con todas las virtudes de las razas con las que tomó contacto y un pelaje único, propio y distintivo de su raza. Características generales: Como buen perro de trabajo, es fuerte, ágil y dispuesto. Buen perro pastor para el ganado salvaje, pero no sólo posee esas aptitudes también es un buen guardián. No es un perro para la ciudad que pueda vivir en los pisos o apartamentos, se acomodará mejor en casas con patios o alguna zona cercada de terreno. Es de fuerte carácter por lo que debemos de preocuparnos de adiestrarlo lo más pronto posible. Es un magnífico protector para los niños, pero ¡¡cuidado!! es tanto el celo que ponen en su cuidado, que pueden ser peligrosos si alguien se les acerca. Posee una gran vitalidad por lo que se recomienda que se le saque a pasear con frecuencia y ejercitarlo lo máximo posible. Pelo: Manto exterior corto, liso. Manto interno denso e igualmente corto. Color: Azul: Podrá ser azul canoso o moteado. Las patas de color canela se extenderán hasta el pecho. Rojo: Este color será uniforme en la mayoría de los casos. Cabeza: Mantiene una buena proporción con el resto del cuerpo, robusta con el cráneo ancho. Ojos de tamaño mediano con expresión viva y atenta, color marrón oscuro. Sus orejas son más bien pequeñas, de forma triangular. Cuello: Fuerte y musculoso. Extremidades delanteras: Son tendentes a tener los antebrazos cortos. Extremidades posteriores: Anchos y musculosos. Bien desarrollados. Cuerpo: Alargado. Cola: De implantación baja. No superará la altura del lomo al levantarla. Patas: Almohadillas duras con uñas cortas. Enfermedades: Es una raza muy proclive a la sordera tanto de un oído como de los dos, atrofia de retina y displasia de cadera. Longevidad: De 12 a 15 años. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_separator color=»grey»][/vc_column][/vc_row]