Seleccionar página

Siberiano

El Siberiano es un gato nativo de la zona oriental de Rusia. Específicamente de la fría región de Siberia y probablemente sea el resultado del cruce entre el gato europeo y el gato salvaje de los bosques siberianos.

Está dentro de la categoría de gatos de pelo semilargo y su abundante pelaje ha permitido que la raza subsista mil años soportando temperaturas de casi -30°C

¿Cómo reconocer a un gato siberiano?

Al nacer, y hasta los tres meses de edad, el gato siberiano tiene pelo corto. Luego desarrolla un abundante pelaje largo de característica atigrada.

Con unos colores que van desde el marrón al gris, con dibujos lineales más oscuros y zonas blancas en mentón y pecho, donde el pelo crece más largo aún, dando el aspecto de collar.

Este fenotipo es común en invierno, donde el frío y la humedad de la nieve son extremas y la secreción sebácea que rodea al folículo del pelo ayuda a mantener una temperatura adecuada para poder sobrevivir.

En verano, en cambio, muda y se queda como un gato de pelo corto.

Destacan las lineas redondeadas en la cabeza, las orejas, y los ojos. Las patas son anchas y las traseras son más largas que las delanteras. La cola es más ancha en la base que en la punta y tiene el pelo largo y muy denso.

Este tipo de felino es de complexión robusta, pesa entre 4 y 9 kilos, y posee una agilidad y velocidad dignas de un gran cazador. Su carácter es muy amigable y juguetón. Es uno de los pocos gatos a los que gusta jugar con agua.

Destaca, también, por su gran inteligencia. Puede crear una estrategia espacial con su entorno para conseguir algo. Tambien lograrlo en base a su intenso ronroneo y caricias que dirige a su cuidador, al cual es extremadamente fiel.

Gato siberiano para alérgicos

El gato siberiano tiene la particular característica de casi no provocar alergias en el ser humano.

Debido a que no produce una proteína causante del 80% de éstas, la denominada Fel D1.

La Fel D1 es una proteína molecular producida por las glándulas sebáceas de los felinos, presente en su saliva, y que llega a su pelo cuando los gatos se lamen en su aseo habitual.

Competición

El gato siberiano fue reconocido como raza de gato solo hace unos años por la World Cat Federation (WCF).

A su vez, fue reconocido como raza de competición por la Federación Internacional Felina (FIFe). Ubicándolo en la segunda categoría de las cuatro en las que la clasifica. En ésta categoría se encuentran los gatos de pelo semilargo, como por ejemplo el Maine Coon o el Ragdoll.

¿Cómo alimentar a un gato siberiano?

Dado su «naturaleza salvaje», la alimentación de esta raza de gatos no es especialmente complicada. Se adaptan a comer prácticamente cualquier cosa.

Gato siberiano alimentación

Como sucede con todas nuestras mascotas, siempre conviene consultar a nuestro veterinario para que nos recomiende la mejor alimentación. También le ayudaremos de esta forma a controlar su peso y posibles enfermedades derivadas de una mala alimentación.

Ya que no tiene una preferencia por un tipo de comida u otro, podremos usar el pienso especialmente creado para nuestros compañeros felinos.