Seleccionar página

El gato Birmano o gato Sagrado de Birmania es un gato de fábula y misterio. Una leyenda asegura que unos ladrones hirieron en la cabeza al monje Mun-ha durante sus oraciones y que en ese momento, su gato Sinh, un ejemplar de ojos amarillos saltó sobre el preocupado por su bienestar. Como recompensa a la preocupación por su amo, el gato recibió unos ojos de un color azul profundo y un pelaje dorado y las patas se le volvieron blancas. Cuenta la tradición que los Sagrado de Birmania fueron antiguos gatos de templos birmanos, que así adquirieron milagrosamente sus características únicas.

Historia

Las características físicas únicas de los gatos Birmanos son explicadas con una leyenda: Hace muchos siglos las gentes de Khmer construyeron el templo de Lao-Tsun, para adorar a la Diosa de oro con ojos de zafiro Tsun-Kyan-Kse. Mun-Ha, que era un sacerdote muy querido, a veces se quedaba arrodillado frente a la Diosa junto a Sinh, el precioso gato del templo. Una noche, una banda de ladrones asaltó el templo y Mun-Ha fue asesinado. Cuando Mun-Ha murió, Sinh posó sus patas sobre su maestro y miró a la Diosa de oro. Mientras lo hacía, el vello de su cuerpo se tornó dorado, sus ojos amarillos cambiaron al color azul zafiro, y sus cuatro patas adquirieron el color de la tierra, mas sus “manos” quedaron de un color blanco inmaculado, por la pureza de su maestro. A la mañana siguiente, los cien gatos del templo eran ahora dorados como Sinh, que no dejó el trono sagrado hasta 7 días después, cuando murió y llevó el alma de su Maestro al Paraíso. Originario del oeste de Birmania. Existen diferentes historias sobre la llegada de los gatos birmanos a Europa. Una de ellas relata que un sacerdote Khmer entregó una pareja para la cría a unos viajeros ingleses, Gordon Russell y August Pavie, como agradecimiento por salvarle de la muerte en el año 1898. En Europa estos gatos fueron contemplados por primera vez en Francia en 1916 ó 1919. Se sabe que el macho murió en el viaje, y que la hembra estaba preñada. Y a partir de ella y sus descendientes la raza se reconoció en Francia 1925. Tras la II Guerra Mundial sólo quedó una pareja, y costó mucho recuperar la raza. La raza Sagrado de Birmania fue reconocida en Gran Bretaña en el año 1966, y en EEUU hacia el año 1967, cuando la CFA aceptó el estándar, aunque desde el año 1965 ya participaban en concursos.

Características

Estructura: es de tipo intermedia entre siamés y persa, el tamaño es similar al primero pero más robusto y macizo.

Cabeza: la cabeza del Sagrado de Birmania es redondeada, y la nariz también tiene un tamaño intermedio entre Persa y Siamés.

Pelo: el pelo es de tipo semilargo, sedoso y con menos subpelo que el persa, más largo en cuello y cola.

Color del manto: El Sagrado de Birmania presenta una coloración es típica del siamés con el agregado que tiene los cuatro miembros enguantados de blanco (cubre las falanges), lo ideal es que este blanco se presente simétrica en ambos pares de miembros, en los miembros posteriores se extiende por ventral en forma de cuña hasta el tarso. Ésta es la lista de los colores reconocidos: punto foca punto azul punto chocolate punto lila punto rojo punto crema punto carey negro punto carey azul punto carey chocolate negro chocolate Estos colores son reconocidos en tabby (rayado) también.

Ojos: en todas las variedades del gato Sagrado de Birmania se presenta un azul intenso por el gen cs.

Carácter o temperamento

El Sagrado de Birmania posee un carácter tranquilo y tolerante. Se trata de un gato muy inteligente, dócil y juguetón; les gusta entretenerse haciendo pequeñas acrobacias. A este gato le agradan los niños y vivir con otros animales, especialmente de su especie. Gracias a su buena adaptabilidad, vivirán felices en cualquier entorno.

Cuidados

El Sagrado de Birmania necesitará un cuidado constante de su pelaje. Sería aconsejable cepillarlo frecuentemente para evitar que el pelo se le anude, especialmente la capa de la zona de la barriga.

Salud

El Sagrado de Birmania suele ser un gato sano aunque podría sufrir alguna anomalía hereditaria de la raza como; cataratas, dermoides córneo (pequeña verruga con pelo en la córnea) o pérdida de pelos. Debido al largor de su pelaje, se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo), fácilmente tratables con alguna solución a base de aceite de parafina.

 

Fotografía: Jan A. | meow.

Gato Sagrado de Birmania
5 (100%) 1 vote

Shares
Share This