Gatos

El gato o gato doméstico​ (Felis silvestris catus) y coloquialmente llamado minino,michino, micho, mizo, miz, morrongo​ o morroño;​ es una subespecie de mamífero carnívoro de la familia Felidae. Wikipedia

Y es que nuestros peludos amigos (bueno no todos son tan peludos) forman parte de nuestras vidas y nos acompañan con su particular forma de relacionarse con nosotros.

A diferencia de los perros, cualquiera que haya compartido su vida con un gato, sabrá que conviven con nosotros y nos “dejan vivir en su casa”. Siguen manteniendo sus instintos de pequeños cazadores y se mantienen alerta; atentos a cualquier cambio en su territorio.

Los gatos actuales provienen de los gatos salvajes de Oriente Medio. Mediante cruce selectivo se han conseguido multitud de “razas” o variaciones de todo tipo. Actualmente hay mas de 40 razas de gato diferentes.

Todas las razas de gatos domésticos

A continuación puedes ver todas las razas de gatos y las características de cada una de ellas.

Historia de los gatos domésticos

El gato doméstico convive con nosotros desde hace relativamente poco tiempo. Esto contribuye a que aún mantenga parte de su esencia salvaje y podríamos hablar de una domesticación a medias. Contribuye en este aspecto el hecho de que el gato se haya domesticado en la antigüedad, principalmente para mantener las plagas de las cosechas. A diferencia de otros animales que se han cruzado para obtener características físicas para el tiro, la caza, la guarda etc el gato se ha criado como compañero cazador. Por tanto mantiene unas características físicas casi idénticas a las de sus raíces salvajes y no domesticadas.

Aunque parezca increíble todas las especies gatunas actuales provienen de 5 hembras salvajes en la zona de Oriente Medio, tal y como afirman los etsudios publicados en la revista Nature en junio de 2007 y confirmado posteriormente por otro estudio publicado en la revista Science. Esto se produjo hace aproximadamente 10.000 años.

Lo más probable es que se vieran atraídas por los roedores que se alimentaban de los cultivos de los humanos. A partir de ahí se popularizaron como medida efectiva para evitar las plagas de las cosechas. Mas que una domesticación era una relación de mutuo beneficio: los humanos controlaban las plagas y los gatos conseguían alimento fácilmente.

Posteriormente y hace “tan solo” unos 3.500 años se introdujeron en Europa a través de Egipto por comerciantes fenicios.

Nomenclatura de los gatos

Al igual que otros animales poseen una nomenclatura concreta para definirlos cuando se agrupan (piara de cerdos, etc) en el caso de nuestros pequeños felinos no hay un término exacto y se suele emplear el nombre de “colonia” de forma más coloquial.

Sucede lo mismo con las crías a las que simplemente se las denomina como cachorros de gato o gatitos.

Se llaman “gatos purasangre(representan menos del 10% de la población de gatos) a aquellos que han tenido una descendencia exclusivamente dentro de la misma raza. Si esta descendencia está acreditada y formalizada, se habla de pedigrí.

 

Alimentación de los gatos

Debemos cuidar especialmente la alimentación de nuestros gatos, pues cuando viven en un ambiente puramente doméstico, tienden al sobrepeso por el exceso de alimentación y la falta de ejercicio.

El sobrepeso es una de las enfermedades más comunes y provocan numerosas complicaciones, disminuyendo la salud del animal. Es imprescindible controlar la alimentación de forma adecuada.

Los gatos son grandes depredadores capaces de alimentarse en libertad de todo tipo de pequeñas presas como aves, roedores, lagartos etc. Su dieta se fundamenta en el consumo de carne y tanto sus mandíbulas como el aparato digestivo, está perfectamente adaptado. Poseen grandes caninos capaces de romper la médula de sus víctimas o de oprimir la tráquea para provocar la asfixia. El premolar y primer molar forman una tijera capaz de cortar la carne. Además cuentan con una lengua treméndamente áspera debido a la disposición en la misma, de pequeños garfios o espinas de queratina, especialmente diseñada para limpiar a las presas de plumas, pelos, etc

En ocasiones comen pequeñas cantidades de plantas para favorecer la digestión y obtener suplementos a su dieta carnívora. Los alimentos comerciales se crean bajo control veterinario para ofrecer a cada gato, el tipo de comida que necesita en cada etapa de su vida

Alimentación de los cachorros

Los gatitos recién nacidos son mucho más vulnerables a enfermedades y complicaciones por lo que debemos proporcionarles una alimentación adecuada a sus necesidades.

Debemos proporcionarles alimentos que tengan calostro (primera leche de la madre) que contiene numerosas propiedades beneficiosas para el gatito. Son productos ricos en inmonoglobulinas y que contienen DHA, para favorecer el correcto desarrollo de su cerebro y los sentidos.

Le fortalecerá frente a diarreas, mejorando la flora intestinal. Las diarreas son uno de los problemas más habituales entre nuestros pequeños amigos, mientras completan su desarrollo.

Está comprobado que los cachorros de gato que se alimentan con comida enriquecida con calostro desarrollan una mayor cantidad de anticuerpos y las vacunas que se les aplican presentan una mejor respuesta.

Entre los principales fabricantes de piensos y comidas especializadas para gatos, hay productos especialmente formulados para los cachorros. Es importante destacar que existen algunas razas de gato que presentan un desarrollo más lento que otras. Razas como el Ragdoll o el British pueden tener un lento desarrollo de gatito a gato adulto que se puede alargar hasta los 3 años.

Alimentación de los gatos a partir de 7 años

Cuando el gato alcanza los 6 o 7 años (siempre es una estimación y depende de cada caso) ya podemos hablar de un gato adulto.

Durante este periodo es especialmente cuidar la comida del gato. Hay que proporcionarle todos los nutrientes que necesite pero sin que sobre-alimentarlo para evitar la obesidad. Se recomienda el uso de piensos especializados que incorporen la cantidad necesaria y recomendada de proteínas. estos productos vienen complementados con gran variedad de antioxidantes y complementos vitamínicos.

Es importante utilizar siempre productos de la máxima calidad y sin duda tu veterinario te podrá recomendar el más adecuado en cada caso. Los productos de calidad además contribuyen a mantener sus dentaduras fuertes y sanas evitando la acumulación de sarro.

También a partir de esta edad comienza el avance del gato hacia la vejez y comienza a perder masa muscular y elasticidad. Una buena alimentación, hará que en el futuro desarrolle menos enfermedades como las del tracto urinario.

Alimentación para gatos castrados

El castrar al gato presenta numerosas ventajas para su salud y además ayuda a controlar el crecimiento descontrolado de las colonias de gatos. Pero también presenta desventajas y estas son principalmente: sobrepeso y problemas urinarios.

Para controlar el peso del gato es imprescindible optar por los productos específicos para gatos castrados. Aportan:

  • Contenido rico en proteínas y fibra y bajo en grasas. Además de proporcionarle una dieta equilibrada aporta un efecto saciante.
  • Ayude a controlar las enfermedades urinarias, controlando el PH de la orina, evitando la formación de cálculos y en general protegiendo los riñones del gato.

Alimentación para gatos mayores o senior

Cuando nuestros amigos gatunos alcanzan una edad avanzada se suele producir una pérdida de peso al mismo tiempo que una reducción paulatina de su actividad. Es importante destacar que los gatos no envejecen del mismo modo que los humanos. No se produce un deterioro continuado y progresivo, sino que es mucho más repentino y concentrado en un corto periodo de tiempo.

La alimentación para gatos senior se caracteriza por estimular el apetito del gato.

Alimentación para gatos de piel sensible

Cuando los gatos tienen la piel sensible suelen aparecer enrojecimientos que les causan picores y se rascan constantemente. En ocasiones pueden producirse pequeñas “calvas” en el pelaje por el rascado constante del animal.

Los productos alimentarios para estos gatos de piel sensible son ricos en vitamina A y Zinc e incluyen fuentes controladas de proteínas.

Como el resto de productos de alimentación para gatos también ayudan a controlar las funciones renales.

Enfermedades de los gatos

Tricobezoar o bolas de pelo

Los gatos se están aseando constantemente por lo que es habitual que ingieran sus propios pelos. Cuando estos se acumulan en su estómago y acaban  formando unas bolas que el animal expulsa mediante el vómito. Si no son capaces de expulsarlas puede convertirse en un problema serio que necesitará de cirugía para extraerlos.

La mejor medida preventiva es cepillar al gato a diario para eliminar el pelo muerto y evitar que se lo trague así como darle malta (en diferentes formatos) o productos específicos. Son mas frecuentes en los gatos de pelo largo y en las épocas de muda.

Sobrepeso y obesidad

La falta de ejercicio unido al exceso de alimentación, producen en el gato, como en cualquier otro animal, un sobrepeso.Se estima que al menos el 25% de los gatos domésticos presentan sobrepeso.

Establecer un peso de referencia dependerá de la raza del animal puesto que 6Kg será sobrepeso para un siamés pero estará dentro de lo normal en un Maine Coon.

Es importante que controlemos el aporte calórico de su comida proporcionándole alimento de calidad y adaptado a su edad, tipo, etc También debemos proporcionar al gato un espacio suficiente para que pueda ejercitarse, así como estimularle para que juegue y sea más activo.

Trastornos gastrointestinales

Como las diarreas. En muchos casos pueden paliarse con la combinación adecuada de una correcta alimentación y medicamente especialmente formulados para ellos.

Cancer

Es una de las principales enfermedades de los gatos adultos de edad avanzada. Los más comunes son leucemias y linfomas, cancer de piel y de mamas.

Alergias

La glucoproteína Fel d1, es la responsable de la alergia que sufren muchas personas, produciendo estornudos, irritación de las vías respiratoras, etc. Cuando el gato se limpia la transmite de la saliva al pelo.

1 de cada 50.000 gatos carece de esta proteina por lo que no producirían alergias. el gato siberiano no produce esta proteina por lo que se trata de un gato hipoalergénico.

Toxoplasmosis

Es una enfermedad infecciosa que afecta al gato y puede causar malformaciones en los fetos de las mujeres embarazadas, en caso de que ellas se infecten.

Los gatos se infectan mediante el consumo de pájaros o ratones infectados. A continuación puede transmitirse a la mujer si esta consume carne cruda o poco cocinada o verduras sin lavar que hayan estado en contacto con las heces del gato infectado. Es decir el gato transmite la enfermedad por contacto oral con las heces del gato.

En los gatos domésticos es una posibilidad muy remota puesto que no comen pájaros y ratones, sino pienso. Y basta con utilizar guantes, desinfectar la caja del gato y lavarse las manos posteriormente (entre otras posibles medidas).

El periodo de riesgo está formado por los 4 primeros meses del embarazo en aquellas mujeres que son seronegativas a la toxoplasmosis.

Inmunodeficiencia felina VIF

El virus de la inmunodeficiencia felina, abreviado VIF (o FIV, por su sigla en inglés), pertenece al grupo de los retrovirus.

El contagio se produce por arañazos de un gato infectado a otro o a través de la madre que lo transmite a los hijos. No se contagio del gato al hombre, pero si a otros gatos.

Anula el sistema inmune del gato por lo que es muy parecido a los síntomas que produce el SIDA en las personas.Produce fiebre, inflamación de ganglios linfáticos, pérdida de peso, anemia, disminución de leucocitos e infecciones secundarias que afectan al sistema respiratorio, el aparato digestivo, la piel y otros órganos.

Infección por el virus de la leucemia felina VLFe

Se trata de un retrovirus retrovirus. Es contagioso para otros gatos pero no se transmite de gatos a humanos.

Infecta gatos, y no es transmisible a humanos. La infección entre gatos se produce por lamidos, mordiscos, compartir bandejas para excrementos, compartir recipientes con agua o comida. El virus se inactiva rápidamente fuera del animal, en la saliva, en 1 o 2 horas; en la sangre, en 48 horas, y es sensible al calor y los desinfectantes. No se transmite por lo tanto a través de trasportines ni en las salas de espera de consultorios veterinarios, siempre que no exista contacto directo con otro gato o con su sangre.70​

Los síntomas son pérdida de apetito y de peso repentino, pelaje pobre, infecciones de la piel, la vejiga y el tracto respiratorio, enfermedades bucodentales, convulsiones, inflamación de los ganglios linfáticos, lesiones en la piel, fiebre, y otros muchos.

Es conveniente vacunar a los gatos contra este virus. Si bien pueden aparecer casos en los que desarrollen sarcoma por la vacuna (0.01% de los casos), está claro que las ventajas son mucho mayores a las consecuencias que produce el desarrollo de la enfermedad

Rabia

Los gatos pueden transmitir la rabia como cualquier otro mamífero, por lo que es conveniente vacunarles contra esta enfermedad

Parásitos

Parásitos tanto externos como internos:

  • Externos:  pulgas, piojos, dermatofitosis, sarnas y garrapatas.
  • Internos: gusanos helmintos que afectan al tubo digestivo.
Shares
Share This