Seleccionar página
A los pies del Monte Wakakusa se encuentra el Parque de Nara, que desde 1880 atrae la atención de los habitantes de la región y de turistas de todo el mundo.

El principal atractivo de la ciudad son sus ciervos y la visita al parque está muy solicitada por los turista que viajan a Japón. Allí más de 1200 ejemplares vagan libremente por las calles y plácidamente han hecho de esta cuidad su morada.

nara_paraiso_ciervos_14

 

nara_paraiso_ciervos_18

En Nara los ciervos forman parte de la historia popular de la ciudad al contarse que uno de los dioses del santuario Kasuga llegó al lugar montado en uno. Son considerados como animales sagrados, un tesoro nacional, por  ello son cuidados de una forma tan delicada. Como ejemplo si visitas el parque y quieres darles unas galletitas (sika-senbey o galletas de reno), tendrás que comprarlas allí mismo, dado que está prohibido darles otra cosa…

nara_paraiso_ciervos_23