Seleccionar página
A este pequeño búho no le mueve nadie de la mano donde ha decidido colocarse. Da igual si la persona está dibujando y se mueve más o menos rápido… permanece inalterable.

Ni que decir tiene que el búho es una preciosidad.