Seleccionar página

Este cuidador de un zoo de China sólo quiere dar su medicina a los ositos panda que tiene a su cargo, pero seguro que no pensó que iba a ser tan difícil…

Al tiempo que tiene que darles la medicina, no para de recibir arrumacos, abrazos de los dos ositos, y claro mientras presta atención a uno de ellos, el otro no para de distraerle. En fin, la tarea que en principio parecía sencilla, no lo es tanto…

Este divertido video seguro que conseguirá sacarte una sonrisa

Shares
Share This