Una buena dosis de paciencia es lo que caracteriza a los fotógrafos de la naturaleza y la vida salvaje. Pasan largas horas camuflados, esperando la luz perfecta y aquel animalillo que tanto anhelan.

Y cuando menos se lo esperan… surge de la nada esa criatura que interactúa con ellos, curiosea y se adueña de la cámara para hacer su captura. Guepardos, osos, ardillas, zorros… todos ellos son animales con “alma de fotógrafo”.

 

FB_IMG_1442163582826-825x550

L. Radova

FB_IMG_1442163590466-687x550

Jim Lawrence captó a un oso pardo, quien no dudó de pararse sobre sus patas traseras para alcanzar la cámara fotográfica puesta sobre un trípode y poder ver la imagen en su pantalla.

FB_IMG_1442163593743

FB_IMG_1442163602112-743x550

FB_IMG_1442164627317-797x550

FB_IMG_1442164634463-824x550

simon-czapp_-solentnewa.biz_

El fotógrafo Simon Czapp estaba en el Parque New Forest Wildlife en Ashurst (Hampshire, Gran Bretaña) cuando se dio cuenta de que este cachorro de zorro estaba ya encima de su cámara

FB_IMG_1442164648130-824x550

FB_IMG_1442164654566-824x550

Burrard Lucas y las suricatas en la región desértica de Makgadikgadi Pans en Botswana.

FB_IMG_1442164748140-824x550

izismile.com-3

izismile.com-6

izismile.com-7

John-Sobey-550x550

Paul-Kingston-474x550

Animales con alma de fotógrafo
Rate this post

Shares
Share This